lunes, 10 de noviembre de 2014

Juego de roles por internet aka Fakeland

"Fakeland: Un mundo virtual, muchas personas dicen que ser parte de esto es una perdida de tiempo"



Yo decidí entrar a este mundo de roles por una amiga (si estás leyendo, todo esto es culpa tuya).

Mi aventura empieza con Kendall Jenner. Sí, tuve un pj (-personaje-) de ella.

La hisotria empieza así: había encontrado a un fake de mi ídolo (*cof*Marco*cof*) y por eso admito que me atreví a interactuar en ese mundo. 
Conocí muchas personas, pero yo quedo con mi grupo de amigos confiables que tengo ahí. 
Tenía una vida establecida, me sentía a gusto.


Últimamente me volví "antisocial" porque no me apetecía entrar mucho.

A decir verdad, no tenía ganas porque el tema de ser un pj chico me abrumaba.


Saben, tener un personaje masculino es tener una capacidad alucinante... y ser de paso una especie de Tomboy.
Al inicio era agradable, pero luego empezó el acoso por parte de pjs femeninos a mi cuenta Kik.
Tiene su lado negativo y positivo.

PROS:

-Creo que puedes decir lo que piensas directamente. 
Pienso que los chicos dicen las cosas sin pensarlo mucho, sin rodeos.
Es frío o caliente, no hay punto medio.

-No mezclas tu vida real con la virtual, o sea, no le das rollo a tus asuntos personales.


-Ser un poco más fácil conversar con las personas porque "eres un chico". 

Y todo el mundo en fakeland, así sea donde sea, lo sabe.

CONTRAS:

-Mientes mucho
(Si es que quieres mantener oculta tu identidad *Hannah Montana moment*)
Particularmente, yo revelé que era YO a mis amigos más confiables. No quería que se llevaran una mala impresión de mí.

-Si tienes una 'relación' ahí, probablemente te sentirás culpable porque la otra persona espera que seas un chico... 
Ese asunto dio vueltas en mi cabeza por varios días.

-Como eres un pj chico podrías tener algunos roces o incluso pelear con otros pjs masculinos (si es que sí son hombres). 

Esa definición es compleja, pero podrían decirte cosas "fuertes" porque, ya sabes, esperan que reacciones como ellos o lo tomes a la ligera. 


Pero algo es cierto:

"Los hombres darían el mundo para poder leer la mente de las mujeres."
Así que, saqué mi ventaja de mi capacidad femenina.




Kisses, Ivy.